¿Cómo elegir al mejor fotógrafo para tu boda?

Aunque hay muchos fotógrafos realmente buenos, en este post te ayudaré a elegir al mejor fotógrafo para tu boda. A ese que, además de hacer unas fotos preciosas, te da el buen rollo que quieres tener ese día a tu alrededor.

Seguro que alguna vez habrás dicho “yo no entiendo de fotografía, sólo sé decirte cuáles me gustan y cuáles no”. ¡Eureka! Guiarte por lo que te gusta es esencial para quedar satisfechos con el resultado. Ahora, partiendo de las fotos que de un primer vistazo te gustan, aquí te dejo unas pautas para elegir al mejor fotógrafo para tu boda:

1. Busca un buen profesional.

¿Quién no tiene un familiar o un amigo aficionado a la fotografía que te haría las fotos por un módico precio? Tened en cuenta las consecuencias de esta elección: cada vez son más las parejas que me cuentan los desastres por haber optado por el “primo”.

2. Evita las exclusividades.

¿Te casarías en una finca en la que te obligasen a llevar un vestido de una marca concreta? ¿Verdad que suena absurdo? Pues esto pasa a veces con el fotógrafo. En algunas fincas o iglesias no dan opción y os obligan a contratar al fotógrafo con el que trabajan en exclusiva, u os hacen pagar un extra si queréis contratar a otro. Estas prácticas no están permitidas, no os dejéis engañar.

3. Empezar la búsqueda en internet.

Cuando buscas en Google, los primeros resultados suelen ser los buscadores en masa. En estos buscadores hay demasiadas opciones, precios muy dispares y sobre todo una gran variedad en cuanto a calidad. Si los usas, te recomiendo que sea sólo para encontrar algunos nombres, y después, visitéis sus redes sociales y su web para valorar su trabajo.

4. ¿Os veis en estas fotos?

Por ahora no penséis nada más que en si os veis reflejados en sus fotos. Aunque cada boda es diferente, tenéis claro cómo os imagináis las fotos de vuestra boda. Curiosead en la galería y pensad si os identificáis con esa forma de captar las reacciones de los invitados, los abrazos con los abuelos o los momentos emotivos con vuestros mejores amigos.

5. Ver una boda completa.

Tras localizar por Instagram al fotógrafo que os gusta, entrad en su web y cotillead reportajes de boda completos. En las redes sociales las fotos están sueltas, las de unas bodas se mezclan con las de otras… pero lo que buscáis es ver cómo te cuenten todo un día y ver la variedad de fotos que hace. Para esto el hecho de ir dos fotógrafos hace que el reportaje sea más completo.

Prima y hermana de la novia sentadas juntas y novios por detrás en la ceremonia

6. Conoce al fotógrafo de tu boda.

Para mí, este punto es crucial: huid de las empresas grandes en las que no os aseguran qué profesional irá a vuestra boda. El día de mi boda, no me hubiera gustado abrir la puerta y encontrarme a un desconocido. Yo os propongo quedar a tomar un café un día para ponernos cara, que os explique cómo trabajo y que me preguntéis todas las dudas.

7. Feeling…

El fotógrafo es el único proveedor que va a estar en contacto con vosotros desde la preboda hasta un par de meses después de la boda. Además, el gran día lo vais a tener pegado a vuestra sombra. Ya os imagináis que el feeling y buen rollo que te transmita es fundamental, desde los primeros emails y en la reunión previa, ¡vuestro fotógrafo debe ser una persona que os caiga bien!

¿Quieres que hablemos sobre vuestra boda?