¿Para qué sirve una sesión de preboda?

Miradas de complicidad, caricias, emoción y nervios. ¡Qué especiales son las semanas previas a una boda! Pues bien, en una sesión de preboda nos juntaremos, novios y fotógrafo, para captar la magia de vuestra relación, la complicidad entre los dos y el cosquilleo que surge a medida que se acerca el gran día. 

¿Más razones a favor de las sesiones preboda? Allá van:

Preboda: Tiempo para vosotros

El día de la boda tendréis que estar pendientes del vestido, el maquillaje, el ramo, de atender a vuestros invitados, supervisar los últimos flecos de la ceremonia, controlar que el cóctel y el convite sean perfectos… en definitiva, pasaréis poco tiempo tranquilos y solos. Os ofrezco una ocasión perfecta, en medio de la vorágine de preparativos, de pasar un rato relajado en ese lugar especial que tanto os inspira.

La oportunidad para conocer a tu fotógrafo

Ya sabéis que para mí, conocer a las parejas con las que trabajo antes del día de la boda es fundamental. Quedar a tomar un café y ponernos cara está fenomenal, pero en la sesión de preboda se crea un ambiente relajado que permite, además, construir una confianza muy valiosa – vosotros conmigo, yo con vosotros – para que el gran día el resultado sea el deseado. Si os he fotografiado antes en vuestra salsa, sin prestar atención a otras mil cosas, el día de vuestra boda pareceré casi una invitada más y en el reportaje final, eso se nota.

¡Fuera la vergüenza!

Con la honrosa excepción de unos pocos valientes ¿a quién no le genera una pizca de inseguridad ser el centro de atención y, peor aún, tener delante una cámara en ese momento? Pues os traigo buenas noticias: ¡hay remedio! En la sesión de preboda os ayudo a relajaros, a soltaros frente a la cámara, incluso a olvidaros de ella. Ya sabéis que así es como salen las mejores fotos.

Tener un reportaje de fotos profesional

Casi nunca se presenta la ocasión de hacernos un reportaje con nuestra pareja, ¿por qué hacerlo solo en las ocasiones muy especiales? ¡Daos el capricho y celebrad la emoción que conllevan los preparativos de vuestra boda! Con la excusa, os quedaréis con un bonito recuerdo y una estupenda sesión de fotos de los dos solos. Aquí podéis ver los consejos sobre el vestuario.

Saber cómo trabaja el fotógrafo

En la sesión preboda podréis comentarme si algún recurso no os gusta u os resulta muy forzado. Se trata de un “ensayo” para limar aquellas pequeñas cosas que no os convenzan. Además, al ver las fotos, comprobaréis el efecto que busco al daros ciertas directices y valoraremos juntos el resultado.

sesion de preboda en Casa de campo Madrid

Descubrir lo que os gusta

Todos nos hemos hecho muchas fotos, pero la mayoría con el móvil, desde muy cerca, con amigos… nada que ver con las que os haré en la boda. Al ver las fotos de la preboda, posiblemente descubráis en qué tipo de fotos os encanta cómo salís y en cuáles no tanto. Ya sabéis por otros post anteriores que es muy importante tener claro cuál es vuestro estilo para elegir al fotógrafo.

Echa un ojo a sesiones de preboda reales